Friday, October 07, 2005

Denuncia seria

Día 07 de Octubre de 2005

Esto va muy en serio, el futuro laboral de este doctor vuelve a ser incierto pues el proyecto para el cual trabaja está a punto de ser cancelado...la desazón y el asco de ver como el erario público vuelve a ser malversado sin piedad me obliga a exponer aquí una denuncia formal con nombres propios y todo (bueno, pondré algunos, los que conocí de cerca en este proceso y los que no, pues la historia se encargará de juzgarlos)

El Hospital Psiquiátrico Universitario del Valle hizo un alboroto desmedido hace 5 meses para vincular a 180 psicólogos en un proyecto de apoyo a las escuelas públicas del Valle en el área de la salud mental...hasta ahí todo era lindo y prístino.

Luego empezaron las exigencias y el afán por parte de los coordinadores del susodicho proyecto por mostrar resultados y en tal carácter nos pusieron a correr a los psicólogos para lograr una cantidad de datos estadísticos inútiles pero eso si, abultados e impactantes. Todos asumimos la tarea con reservas en cuanto a los resultados.

El doctor se olió algo raro como hace dos meses pero solo pudo confirmar sus temores hasta hace pocos días cuando se coló (en todo el sentido de la palabra) en una reunión a puerta cerrada que los coordinadores del proyecto llevaron a cabo con personalidades de diversas asociaciones y dependencias del municipio. En dicha reunión estos hampones de cuello blanco confirmaron con la mayor desfachatez que el programa se acababa ahí y que ojalá alguien más lo continuara.

La belleza de este lumpen humano radica en que hasta el momento no se ha emitido ningún comunicado oficial a los 180 psicólogos y los que algo saben no tienen la información de primera mano...hasta este momento solo este doctor tiene el dato oficial y no lo ha divulgado pues fue visto en esta reunión ( y ni siquiera fueron capaces de saludarlo o mirarlo a los ojos) y corre el riesgo de que le encochinen la hoja de vida (en el mejor de los casos, pues en este país donde impera la ley del silencio hay que andar con cuidado).

Pero como el doctor es anónimo en este espacio, aquí van los nombres de estas basuras que de seguro ya abultaron sus chequeras y aseguraron sus respectivos puestuchos mientras le daban la estocada final a este proyecto sin tener en cuenta los procesos que se afectaban en la comunidad y mucho menos el destino laboral de los psicólogos que pusimos la cara en este entuerto. Algunos nombres figuran a medias, pero si mis colegas ven esto sabrán exactamente a quienes me refiero, y si alguien quiere investigar en el Hospital le quedará fácil ubicarlos.

- Dr. Iván Osorio (psiquiatra)
- Fernando Palau (psicólogo)
- Luz Dary (psicóloga)
- Erika (Trabajadora social)
- Marcela (secretaria)
- Dr. Miranda (psiquiatra)


Como pueden ver hay colegas involucrados en esta farsa y a ellos jamás volveré a verlos como compañeros de oficio, tan solo pensar que obtuvieron un título en mi misma disciplina hace que se me retuerza el estómago del asco. Pero ellos son solo la punta del iceberg de un grupo de estafadores dentro de este proyecto en esta nueva historia de corrupción y malversación de fondos del estado, queda en manos del Todopoderoso ajustarles cuentas a estas porquerías ya que como siempre ocurre en este país la justicia cojea, tropieza y nunca llega.

Ahora queda la pregunta de lo que hará con su vida laboral este doctor cuando vuelva a engrosar la fila de desempleados de la mano de sus 179 colegas que han sido utilizados y traicionados en su buena fe...solo el tiempo lo dirá.

1 comment:

Mónica Bernal said...

Me parece importante que publiques este documento como denuncia, ojalá la verdad sobre toda esta falacia se destape algun día.
Saludos, valiente.
pd. Ayer no pude llamarte porque me quedé embelesada trabajando una rana en cerámica. Cuando esté lista, verás por qué me distrajo de esa forma.