Thursday, December 15, 2005

Llegó el Reino

Día de Diciembre de 2005

Emprender algo como lo que me propongo aquí requiere mucha dedicación y documentación, quizás por ello me tomé la excusa de la trivia pasada para sacarle tiempo a esta deuda que tengo conmigo mismo y con uno que otro interesado en saber más acerca de este señor Alex Ross. Bueno, entonces como lo prometido es deuda, a continuación la revisión a una de las obras más monumentales en la historia del cómic:

KINGDOM COME

De entrada se puede decir que esta historia pertenece a la compañía DC comics, la más dura competidora de Marvel y quien quizás ha logrado poner en el “top” del imaginario popular a cinco superhéroes imperecederos: Superman, Batman, Wonder Woman, Flash y Linterna Verde.

En el post de “Marvels” ya hablé suficiente acerca de la meteórica carrera de Alex Ross, quien en esta ocasión hace llave con uno de los mejores guionistas de cómic en la actualidad: Mark Waid. Ahora pretendo profundizar un poco en su lenguaje gráfico y en la propuesta que hace de Kingdom Come una de las historias más profundas y universales jamás contadas.

Todo comienza en un futuro no muy distante...los seres humanos han convivido por varias generaciones con los superhéroes viendo como luchan contra villanos y salvan la humanidad, las cosas han ido cambiando, se acercan tiempos oscuros y los más galantes superhéroes han muerto, optado por el retiro o simplemente han acumulado un poder ilimitado y controlan los destinos del grueso de la humanidad. Por otra parte, las nuevas generaciones de héroes crecen sin control y han perdido el respeto por la humanidad poniéndola aún más en riesgo que los mismos villanos.

Los villanos de vieja data por su parte también han ido cayendo victimas de la nueva ola de héroes que carecen de compasión y de ética (al igual que con Marvels, iré deslizando como quien no quiere la cosa las maravillas de trazo del señor Ross).



El hilo conductor de la historia se centra en dos personajes sui generis, un superhéroe de vieja data conocido como el Espectro y un anciano pastor evangélico de nombre Norman McCay que sufre de continuas pesadillas acerca del apocalipsis. En este caso particular es el Espectro quien acude a pedir ayuda a un ser humano para mostrarle cual Caronte el advenimiento del fin en esta agotada guerra entre héroes y villanos.

El anciano se encuentra torturado por visiones del Armaggedon, el Ragnarok, el fin de los días o por decirlo de un modo más criollo “la chupamelculo final”. Dichas visiones metafóricas dejan entrever a los personajes que definirán en últimas el destino de la humanidad en este cataclísmico episodio, y como era de esperarse el señor Ross deslizó unas magistrales metáforas que para los más entendidos permiten entender que en esta guerra final el combate no será entre héroes y villanos...sino entre los mismos héroes.

Crece la tensión a medida que los nuevos héroes se dedican a pelear entre sí y traer consigo un caos peor que el desatado por cualquier villano, los cuidadods para con los humanos normales se pierden y estos comienzan a sentir más temor que agradecimiento por sus supuestos benefactores.

La mujer maravilla, quizás la única que ha mantenido sus convicciones y su vitalidad al máximo, en parte gracias a su condición de inmortal, decide emprender una cruzada para tratar de encauzar al redil a los jóvenes héroes, para ello decide buscar a Superman en su exilio auto-impuesto en un intento de encontrar en la imagen del héroe un modelo...y por qué no?, un hombre por el cual siempre sintió más que una amistad.


Los acontecimientos se desarrollan bajo la atenta mirada del Espectro y Norman McCay, quienes viajan entre dimensiones para asistir al crecimiento del conflicto. Las cosas comienzan a tomar un cariz diferente cuando la nueva JLA al mando del recuperado Superman decide crear una especie de reformatorio de héroes que no lleva más que ha aumentar la tensión ya existente y genera el enfrentamiento con enemigos nunca soñados...la siniestra alianza entre el veterano Lex Luthor y Batman! con el apoyo de algunos héroes retirados que al parecer no están conformes con el regreso de Superman y un nutrido grupo de héroes descendientes.


Más allá del argumento, se encuentra esta simbología premonitoria del fin del mundo que el ser humano siempre se ha esmerado en imaginar...que mejor manera de actualizar el mito del fin del mundo que poner el destino de la humanidad en manos de los superhéroes, los íconos modernos, la mitología que ha calado con mayor fuerza en el siglo XX y en el naciente XXI.

De nuevo Ross nos sumerge en su concepto realista y la cotidianidad humana puede sentirse por encima de las presencias meta-humanas. Como es obvio pensar, la humanidad no se va a quedar quieta mientras el destino del mundo depende de dos fuerzas de cuya confrontación final no puede surgir beneficio alguno...la decisión está tomada y una ojiva nuclear está lista para ser lanzada en el momento en que a Superman se le salga de las manos controlar el conflicto creciente.

Kingdome Come añade a su riqueza narrativa y visual, una revisión completa de los superhéroes clásicos y un enriquecimiento masivo con personajes nuevos, una evolución más allá de toda concepción en la que podemos apreciar la herencia y el peso mítico de los modelos heroicos en toda su dimensión...adelantar algo más del argumento sería arruinar la posibilidad de que los lectores conozcan los motivos que mueven a los personajes a actuar como lo hacen...de esta historia resulta interesante la decisión de Batman al apoyar a los villanos y como siempre en él, sus motivaciones no son lo que aparentan.


Se puede decir sin temor a dudas que este ha sido el trabajo más rico y profundo de Alex Ross, su concepción fue casi autónoma y el genio se vio libre de ataduras para enriquecer la historia con una galería delirante de personajes nuevos fruto de su mente.

5 comments:

NITOXXX said...

Alvaro: que bueno darse cuenta quienes son tus amigos. ¿Si te parecia tan deplorable lo de SCM entonces para que le hiciste el logo cuando querias ingresar? (que ademas te quedo una chimba).
Si yo no te considerara mi amigo me importaria un culo que queras salir con mi ex. Pero bueno, en las malas es donde se conoce a las personas. Me imagino que cuando decis "nitoxxx y compañia" te estas refiriendo tambien a tus otros "amigos": Harold, Mauricio y Jaime.

Coffee Maker said...

Están muy bien trazadas las gráficas, es como hacer retratos más cercanos a lo rudo y fuerte de la fisionomía humana, y el rollo que trae este comic está excelente, por lo cual se le otorga el mérito de involucrar superhéroes tan míticos como veteranos. Excelente tu post señor Sareto.

Dr. Sareto said...

Gracias por el comentario Caro, también agradezco a Rocket por su emocionada observación...lo que no se hasta ahora es quien carajos será Nitoxxx?...hombre busquese oficio

Rocket said...

Alguien debería decirle a Nitoxxx que vos no te llamas Álvaro... digo... eso le ahorraría tanto esfuerzo con esos comentarios...

Bailarina said...

Creo que de todo los 10.000 cómics que tenés y de las 10.000 historias que me gustan, Kingdom Come se lleva todos los premios para mí, no sólo por la historia sino por la fotografía, aunque no conozco ni el 1% de los personajes que hay ahí. No soy tan freak, o bueno eso creo. Besos