Sunday, February 19, 2006

La fan enajenada


Ser fanático es algo difícil de asumir, es como caminar en la cuerda floja, la cuerda es la racionalidad y abajo te espera la alienación total, el extremismo y la locura definitiva.

Para ser honesto, a estas alturas y con toda esta pasión que siento por el cómic puedo asegurar que ya no camino sobre la cuerda floja, me sostengo con patas y manos aferrado a ella con la esperanza de no caer; sin embargo, me sostengo.

Por otro lado siento en estos momentos un temor que recorre y juguetea por mi espina pues he conocido el horror. Una muy querida amiga cuyo nombre omito por su propia petición me pasó el dato clandestino que me permitió rastrear de una vez por todas a la tal Adriana quien se me vino encima en un blog pasado con una tremenda dosis de vulgaridad (o como diría Pantaleón “soecidad”) por el simple hecho de que considero a Efraim Medina Reyes como uno de los mentecatos insuflados más impotables de las letras criollas.

Mi amiga como toda una Hacker logró pasarme el sitio donde escribe esta tal Adriana y anoche confirmé mis temores...este pobre ser es nada menos que una fanática perdida y caída en la enajenación por la obra literaria del mentecato ya citado; es más...no es la única!!!!, al parecer son dos o más las jovencitas que se han dejado llevar por una enfermiza pasión y han creado un blog exclusivamente en alabanza a este señor como si se tratara de un semi-dios o un profeta.

Cuando vía telefónica mi amiga me advirtió que el sitio web daba miedo me pareció que exageraba...pero no, por el contrario se quedó corta ante el espantoso espectáculo, buscando unas palabras más acertadas diría que da escalofríos y espeluznos ver esto, estas niñas parecen entregadas en cuerpo (literalmente hablando) y alma al susodicho badulaque con la devoción de unas vírgenes vestales.

Si me permiten que lo diga, una logia masónica se le queda pendeja al lado, casi puedo imaginar a estos tristes seres vistiendo túnicas y caminando en medio de salmos parafraseando los libros de este tipo mientras descienden a una putrefacta catacumba donde se preparan a sacrificar algún cordero en un ritual que las elevará hasta el conocimiento y revelación que su Maestro les revelará.

Para los morbosos o incrédulos lectores, en la cajita aparece la dirección, entren si se atreven, verán frases del talante de: “Efraim cambió mi vida”, “Gracias a Efraim descubrí la verdad”, “Sus libros son un néctar”...y todo ello acompañado por fotos del tipo y una foto de quien supongo es la tal Adriana en ¡bola! como en pose de entregarse al dios maligno como ofrenda.

Mi amiga con justa razón se asustó y no quiere tocarse más con este asunto pues tiene mucho de enfermizo y bastante de escabroso, yo por el contrario, con casi treinta años encima creo haber recibido una inyección nueva de coraje y pretendo ponerle la cara a esta cosa insana y vulgar de una vez por todas.

Hace un tiempo hablé de crear un frente de protesta ante la obra cinematográfica de Dago García, pues bien, se me pone en las manos emprender una nueva y definitiva batalla contra este otro figurín insufrible llamado Efraim Medina Reyes.

A continuación inicio el reto a las muchachitas estas que defienden a capa y espada la obra de este aletruz con la siguiente inquietud que les lanzo:

¡¿Alguna vez han tocado un libro de Charles Bukowsky?!

Les digo esto porque tampoco es que haya que profundizar mucho en el asunto, solo con leer un par de historias cortas de Bukowsky uno se da cuenta de la mentira de Reyes, de que es un triste y vulgar copietas, un carroñero menor de letras ajenas, una farsa agrandada por los medios en un país tan inculto que ignora las fuentes literarias que este soquete ha venido usufructuando desde que nos hizo la gran maldad de ponerse a escribir.

Más aún, si nos tomáramos la desagradable molestia de revisar su obra literaria nos daríamos plena cuenta de los motivos que llevaron a que la verdadera elite de escritores de este país lo negriaran en el último congreso de literatura de Cartagena (para colmo el imbecil es de allá!!!). No se necesita ser un genio para deducir la omisión de su nombre en la lista de invitados....sencillamente se debe a que su obra literaria posee la trascendencia de un marisco en medio de una red de atunes.

Mi recomendación, y antes de que la cosa empeore y estas niñas engañadas terminen sacrificando infantes en el altar de este Busiraco es que procuren leer algo diferente, libros resumidos, no se, hasta Cromos o Tv y novelas, algo, lo que sea que las saque de ese ostracismo y les permita ver más allá de sus narices.

Bueno, por otra parte creo que en algo si tienen toda la razón, a mi también me cambió la vida leer a Medina Reyes...cambió porque en esas épocas aún guardaba esperanza en los jóvenes literatos, porque supuse que llegaba una nueva ola de escritores desafiantes e interesantes...y ahora he adquirido la cualidad de ser más cauto, gracias a Medina Reyes se que existen tremendos farsantes y que en este país ya hemos llegado al colmo de robar la creatividad literaria a otros.

Un mensaje de putrefacción pues a este escritorzuelo, a sus demoníacas seguidoras y al susodicho blog y todo su nefando contenido...créanme si les digo que es tal la mala energía que trasmite este sitio web que cuando quise copiarlo para desmenuzar la cosa con más tiempo, el computador se bloqueó y se negó a guardar.

7 comments:

Mónica Bernal said...

Excelente post sobre el fanatismo. Siempre he pensado que, justificado o no, es cosa miedosa. Ahora, si uno es fanático de alguien sin originalidad ni criterio, pues además de miedoso es también patético. Saludos.

Tita said...

Doc: Como siempre, toda mi admiración sobre sus comentarios y me alegra que haya puesto en su sitio a tal "señorita" sin ninguna clase de vulgaridad, claro que ella las debe extrañar.

NITOXXX said...

Calificar los fanatismos ajenos también me parece deleznable, tanto de las susodichas hijas de Belcebú como de ud. No creo que ninguno de los dos bandos cambien sus fanatismos propios , creo que son palabras al aire y conflictos insulsos.

Freddy said...

Querido homosexual.
Me parece genial que una persona se dedique dia y noche a criticar lo que a nadie la interesa. No se que mierda pretende denunciar. Los idolos vanos estan en todas partes, los mios son James Joyce, David Hasselhof y el payaso de Carne.

Pero existe una buena noticia: me dedico a lo mismo.
Efraim medina maneja una prosa muy solida, que copie o no a quien le importa, Bukowski al igual que los de la Beat generation usan una prosa cruda y vitalista.
Garcia Marquez tubo sus detractores, La Hojarasca era un plagio de William Faulkner segun la critica de los años cuarenta. Lo mimos con Cortazar y lo surrealistas.

(a que artista no le han dicho COPION)

Increible que estas viejas hagan su exibiciones por puro desparpajo, ayer un negro en un parque se saco la verga se metio en la boca a su novia que se ahogo, luego rieron todos los presentes esa tarde. El exibicionismo es algo que cualquiera merece si tiene las bolas, asi como vos o cualquier bloggista.

Ademas si no me equivoco debes ser un gordo sudoroso que vive solo, o con su madre. Si me permiten hilar mas hondo en mi analisis diria que eres tremendo marica por:

-Leer Hellblazer.
-Usar palabras como : figurin, aletruz, literato, usufructuando y demas. Amigo, puede sonar tonto y absurdo, pero mire en su interior, muy dentro, te quejas por que salen viejas desnudas!, que ademas poseen un gran culo.


Un consejito lease a Bukowsky en Ingles, a Emili Dickinson, a Emile cioran y a Cesare Pavese en Italiano. Son sus influecias, el mismo las expone.

CHAO y Como dice Residente:

"Fumate una polla"

Freddy said...

mi e-mail amanteslatinosyboris@hotmail.com

Anonymous said...

Varias cosas: 1. Medina no copia a Bukowski, su influencias más evidentes (las reconoce el mismo) son Boll, Onetti y Capote (usted debería ampliar su panorama de lecturas). 2. No creo que a Medina le importen mucho sus fans o sus detractores, menos aún que tenga la culpa de ser admirado. 3. Me parece que insultar al país lector por leer a Medina es exagerado. Si a usted no le gusta basta que se dedique a sus propias lecturas, hay millones de libros en el mundo para elegir. 4. Sus insultos, donde la envidia y la impotencia resaltan, lo único que hacen es hacer más interesante a Medina. 5. Va a insultar a los lectores de lengua portuguesa, italiana, francesa, a los lectores de lengua española de otros países, por leer a Medina. Debemos pensar que todos ellos son estúpido y un tipo feo, amargado, patético y lleno de envidia (quizá enamorado y con ganas de Efraim Medina), tiene razón y los miles y miles de lectores de Medina en el mundo se equivocan. Olvida que Andrés Hoyos, Alberto Salcedo Ramos, Daniel Samper (padre e hijo), Juan Manuel Roca, Marianne Ponsford, JUan Gustavop Cobo Borda, Ramón Illán Bacca, Oscar Collazos, Enrique Serrano,etc, etc., han tenido elogios para las obras de Medina. Le recomiendo que olvide a Medina y sus admiradores y se concentre sólo en su oscuro rincón y su anciana madre que debe soportar la verguenza de haberlo traido al mundo.

Anonymous said...

"No vales ni un plomo que yo dispare para matarte"
"Tú no vales nada, véte de aquí para no mirarte"

Canción

Qué buen artículo. Quiero manifestar mi conformidad con todo lo dicho y unir mi voz de protesta contra una literatura huera de originalidad como la de M... R...
Es normal que aparezcan defensores por todos lados -sabemos que es la identificación el hilo umbilical que une al escritor con sus lectores; son estos últimos, pues, de la misma calaña que el primero-, que afluya una cáfila de seudo-rebeldes poniendo el grito en el cielo cuando alguien arremete con justas y sobradas razones contra este mediocre y desastrado obispo de la pornografía,contra este fanfarrón poetastro maldito (digamos una burda imitación de Rimbaud) que es M...R....; es normal.
Que su prosa sea fluida y transparente, bien; que M... R... tenga la varita mágica para encontrarles títulos rimbombantes a sus libros, bien; que de tarde en tarde algún párrafo suyo se impregne de poesía, bien; pero decir que estamos ante un nuevo "Pelé" de la literatura nacional, ante un "Einstein" de las letras colombianas, es, más que un chiste de mal humor, una tremebunda falta de buen juicio; equivaldría, a mi juicio, a llevar sobre la frente en caracteres invisibles el indeleble signo de la degeneración y la estulticia.
Algo he podido notar en sus "fans", y es su proclividad a dirijir ataques personales contra quienes escriben en contra de Mesías, y una crítica literaria, muchachos y muchachasde la generación X , se hace con argumentos y no con emociones. Podríamos aventurarnos a efectuar un estudio psicológico y demostrar todo el resentimiento que ustedes tienen por dentro -contra la religión, contra sus padres, contra la sociedad-, que es el que al fin de cuentas los lleva a abrazarse a la obra de M... R...,como el borracho al vendedor que se rehusa a venderle la última botella del estante . Justifiquen, más bien,repito, con un enfoque objetivo la competencia de los escritos de M... R..., es a lo que yo los insto. Ahora bien ¿qué pasa si M...R... leyó a Dickinson, a Pavese, y a tantos otros? ¿Dónde quedó V. Woolf, Dostoyevsky, Faulkner, Dos Passos, Joyce,Kafka, ,Balzac, Flaubert, Shakespera y Cervantes? ¿ dónde quedaron Hemingay y Tolstoy, y los clásicos griegos e Ibsen, y tantos otros escritores que han jugado en las ligas mayores de la literatura universal? "Bien", pensarán sus áulicos, "no es obligación que nuestro rey sepa de literatura clásica para ser un buen escritor". Y es cierto. Escritores como M...R...se apadrinan de dos o tres escritores de mediana talla (¿o vamos a decir que Pavese es superior a Faulkner, o Bukowsky superior a García Márquez?), un tratado sobre cómo escribir un best- seller, mucho sexo y lenguaje procaz, para obtener como resultado -¡eureka!- un vasto número de cmpradores para sus libros. Tengo amigos drogadictos que no saben nada de literatura y que han leído "el almuerzo desnudo" de Burrowghs, y enseguida lo toman por el mejor escritor del mundo. Ellos no sben nada de técnic literaria, no sben nada de estructura. Les gusta Burrowghs porque los refleja, eso es todo.

M...R... es una Madona, una Pamela Anderson, una Paris Hilton de la literatura, que ha comprendido que la mejor fórmula para llegar al público es a través del escándalo. SEguramente piensa: "qué hablen bien o mal de mí, pero que hablen". Ciertamente disfruta, se solaza con la lectura de las diatribas que se pergeñan en su contra. En mí caso esta será la primera y última vez que aluda a la inanidad de su obra. Escribo para dar mi apoyo al creador de la página y para bajarle los humos a los borregos que, lanza en ristre, la emprenden contra él . No pierdo más el tiempo disparando balas de oro a venados de escenografía. Hay cosas más importantes que hacer como sentarse a blanquear el pensamiento o leer revistas en chino o yiddish.
Una última cosa... Una obra no necesita que nadie la defienda. Ella misma tiene la misión de justificarse ante la posteridad. La mejor justicia que se le puede hacer a la obra de ...(ya hasta se me olvidaron las iniciales de su nombre), bueno, de Fulano de tal, es no concedíendole la caridad de una palabra. Feliz día para todos.