Thursday, June 22, 2006

Doc legal

Día 22 de Junio de 2006

Bueno, como no todo en la vida pueden ser cómics y cómics decido ponerme un poco serio (un poco nada más) y estampar a continuación mi opinión muy personal acerca de cierto debate que se viene cocinando desde hace tiempo y sobre el que me resulta inevitable sustraerme debido a mi profesión.

Antes que nada debo aclarar que el estilo en que voy a escribir obedece al impulso de las ideas que me surgen frente al asunto de la legalización de la droga en nuestro país y siendo opiniones sueltas no siguen pues un hilo conductor, simplemente aparecen tal cual las he ido mascullando:

- En muchos foros se intenta sustentar la analogía del fenómeno del narcotráfico con el caso de la legalización del Whisky en Estados Unidos por allá en los 30’s. Ante esto debo decir que de lo que he leído a nivel histórico no se habla de que el consumo de licor clandestino se hubiera convertido en un flagelo para los menores de edad, por ende, y si observamos el índice pavoroso de aumento en cuanto a consumo de droga entre los niños me parece que pensar la legalización no solo dejaría de lado el problema del consumo infantil sino que supondría un auge del mismo.

- Legalizar tanto el tráfico como el consumo de drogas acarrearía que el estado comenzara a recibir parte de las ganancias y tendría que integrarse a la nueva industria de narcóticos...si algo es claro en este como en tantos otros países es que el estado es incapaz de vencer los vicios burocráticos y los malos manejos de lo público, por ende, en pocos años la corrupción administrativa daría al traste con el intento de consolidar una industria que genere ingresos para la nación.

- Se alega en defensa de la legalización que los cultivos ilícitos se reducirían...falso, pues si tan solo las miles de hectáreas de droga actuales generan tan asombrosos dividendos es muy probable que en pocos años nuestro país deba entrar en gastos monstruosos de importación de alimentos de primera necesidad...si se abren las cartas para que todos jueguen en este pastel millonario, la ambición de todo industrial o pequeño agricultor será mayor a su criterio.

- Actualmente las campañas de prevención contra el consumo de tabaco y licor en menores de edad han resultado más que inútiles...no será pues de extrañar que la legalización traiga consigo un incremento desmesurado entre los jóvenes...esto por otro lado conllevaría a una contradicción frente a lo planteado en los derechos del menor.

- Siendo honestos, la cultura traqueta ha traído más perjuicios que bienestar a nuestra sociedad, los valores se han tergiversado y la filosofía de hacer dinero al precio que sea se ha convertido en una de las metas que generan en la actualidad la mayor cantidad de deserción escolar, corrupción, sicariato, entre otras cosas...legalizar la droga sería como darle vía libre a dicha cultura más allá de los alcances que ha tenido...que futuro le espera pues a un país donde los jóvenes optan por dedicarse al negocio de la droga y dejan de lado la formación académica?

- Se dice también que legalizar la droga reduciría los índices de violencia y acabaría con las guerras de mafias; sin embargo se descuida un aspecto importante y es que el crimen organizado tiene ya poderosas redes de sicariato reclutando menores de edad para mantener su protección...estas redes desaparecerán?, será que los miles de jóvenes que hoy en día ven mayor lucro en matar que en preparase dejarán de hacerlo?, será que los capos no mantendrán fija su premisa de acrecentar sus dominios “eliminando” a hurtadillas a la competencia?

- En el ámbito familiar las cosas siguen siendo sombrías pues los jóvenes alegarán su derecho a consumir drogas legales y continuarán su proceso destructivo tanto físico como mental, proceso que es en últimas más rápido y funesto en un menor de edad pues en él existen tendencias compulsivas de consumo mayores que en los adultos...las familias dejarán de sufrir el flagelo de tener un adicto en casa?

- Se supone que la legalización conlleva a la libre escogencia y el derecho de consumir o no, pero hay que tener muy en cuenta que ese libre albedrío se circunscribe a los adultos que tienen ya la capacidad de decidir si lo hacen o no...me pregunto si los nuevos industriales de la droga abandonarán el tan lucrativo mercado que les ofrecen los colegios?

- Y la última de tarea...usted como ciudadano, profesional o trabajador independiente dejará pasar la oportunidad de entrar en este nuevo negocio?, será que en el futuro tendremos una microempresa de droga en cada cuadra?, cómo espera nuestro ineficiente estado controlar un mercado tan rentable y legalizado?, para la muestra un grandísimo botón: la piratería de toda especie es ya un hecho incontrolable.

Bueno, de seguro se me vendrá encima mucha gente por los argumentos anteriores, pero esta es la posición del Doc frente a tan peliagudo asunto, para el servidor queda pues la cosa de la siguiente manera al estilo mundial de fútbol que está tan de moda: Realidad = 9, Legalización = 0

4 comments:

Rana said...

Las preguntas que hacés sobre el asunto son absolutamente pertinentes, es necesario revisar cada una de ellas. Sin embargo, no creo que el negocio de la mafia continúe de la misma manera si después de la legalización el precio de la droga se reduce en un 80%. Tampoco creo que las redes de sicariato juvenil desaparezcan, pero sí creo que eventualmente, el negocio dejará de ser bueno y empezarán a buscarse otras alternativas en la mafia (contrabandos de otro tipo).
Tampoco creo que la droga sea el problema de los jóvenes, sino el síntoma que refleja nuestra incapacidad para relacionarnos como debiéramos en el mundo con los otros. Esa cuestión no la resuelve legalización alguna. Pero satanizar la droga es el argumento perfecto para no hablar de los verdaderos problemas de la sociedad. Ese argumento es buenísimo para ciertos presidentes.

El Cuajinais said...

No sé mano... creo que sos muy apocalíptico y sustentás tus afirmaciones en hipótesis que no se pueden comprobar (o supuestos, que llaman)

Creo que el debate es necesario, pero acá hay de todo menos eso. (Me refieroa acá en Colombia, no es que me esté quejando de tu blog ni mucho menos)

Un saludo parce!

Dr. Sareto said...

gracias por las opiniones...pero es lo mejor que puedo hacer...por ahí me dijeron que veo el "vaso medio vacio" de las cosas...es cierto pero el fatalismo es necesario de vez en cuando

Anonymous said...

Todas las cosas que dices son ciertas, pero aun asi el problema continua. Pero aun asi no se ha podido parar el problema. En el futuro las cuadras de droga aumentarian si las personas que las vendan hacen un doctorado, no se le va a entregar tan lucrativo negocio a cualquier invecil sin estudios. Y bien sabemos que los que no terminan los estudios son mas de los que si los terminamos. Por lo tanto, sera un profecional el que maneje el negocio, de esta manera podra orientar a los usuarios. De cualquier manera siempre habra consecuencias malas y buenas, si legalizaron el alcohol y el cigarrillo, solo falta un paso para legalizar la droga. Pero creame nuestra generacion, no va a presenciar la legalizacion mundial de la droga.