Saturday, June 03, 2006

...andaba de parranda

Volviendo al redil de los cómics quisiera hablar un poco acerca de un asunto muy particular que cobija a los personajes y que va de la mano con ciertos eventos que podrán ser observados en X3. Me refiero al asunto de la muerte en los cómics.

Para no adelantar nada para quienes aún no han visto la película de los X-men no voy a tomar ejemplos pero si quiero dejar clara una posición muy frecuente en el ámbito de las historietas, y es que por mucho que uno se sorprenda tanto héroes como villanos tienden en ocasiones a dejarse matar para luego regresar de la muerte sin siquiera sentir cosquillas en el proceso.

Este elemento es quizás uno de los más importantes alicientes para considerar el universo de la historieta como una mitología moderna ya que ubica a los involucrados en una escala superior al del común de los seres humanos. No basta pues con que estos tipos posean poderes increíbles sino que encima de eso es muy difícil que se resignen a morir.

Ejemplos los hay muchos y a continuación revisaré algunos de los más destacados. En primer lugar tomaré un ejemplo que se volvió clásico en el asunto de la muerte y la resurrección y es el sonado caso de Superman quien murió por allá en el 94 a manos de un mega-villano creado exclusivamente para dar fin al héroe. Narrativamente este evento fue explicado como el resultado de la creación de un ente kriptoniano artificial diseñado en la tierra que se salió de control. Comercialmente el asunto venía por otro lado y obedeció a una caída catastrófica en las ventas del cómic que hacía necesario aplicar medidas drásticas. Las entrevistas a ñoños de variados pelambres apuntaban a que Superman ya no era leído por las nuevas generaciones ávidas de sangre y violencia.

Entonces los creativos de Superman decidieron darle la estocada a sabiendas que una vez muerto el héroe los títulos dedicados a él se iban a ir a las nubes, adquiridos con enfermiza necesidad por los mismos ñoños que antes lo despreciaban cabe añadir. El marketing con esta muerte fue quizás uno de los mejores y más elaborados en la historia del cómic pues con bastante tiempo se fue advirtiendo de la muerte. Algo así como “crónica de una muerte anunciada” pero con capa incluida.

Las series que se crearon en edición especial para dar peso al asunto a saber: “La llegada de Doomsday”, “La muerte de Superman”, “El mundo sin Superman”, “Reino de Superhombres” y “El retorno de Superman” (que nada tiene que ver con la película por estrenarse) se agotaron a tal velocidad que un solo tomo de estas historias llegó a ser reeditado hasta 14 veces!, fenómeno que ningún título de cómic ha alcanzado hasta ahora.

El resultado fue un triunfo económico para DC que aún hoy se mantiene como ejemplo de rentabilidad bajo la manga para aquella compañía que sienta un bajón en las ventas de su héroe...la fórmula es clara, construya una historia convincente, genere la expectativa adecuada, mate al susodicho, dele un compás de espera de tres meses para luego revivirlo apoteósicamente y siéntese a esperar el disparo de las ventas.

Otros personajes no corren con tanta suerte como Superman; sin embargo es notorio que aunque tengan que quedarse muertos su sombra de continuidad se realza con el “nuevo” reemplazo y las opiniones que genera en el público, casos como el de Flash (Barry Allen), Green Lantern (Hal Jordan) dan muestra de que el marketing funciona con diversas variantes.

Pero hablando del caso Marvel se puede decir que las cosas sin ser tan espectaculares sostienen esquemas similares. Hasta ahora, por ejemplo el Profesor X ya tiene a su haber como tres muertes. Una que se dio en los setentas y que conllevó a un reemplazo de su cuerpo por el de un clon con su mente intacta, luego vino su muerte total a manos de su propio hijo (que belleza de cuadro familiar!) y que generó toda una nueva línea temporal en la clásica “Era de Apocalipsis” de la cual hablaré en otro momento y la que quizás fue más difícil cuando su alma murió y se transformó en Onslaugth, el más aterrador de los villanos Marvel.

Todos estos eventos en su momento reportaron un auge en las ventas de X-men y de otros títulos involucrados. Por ello basta concluir diciendo que la muerte de unos es vida de otros y que resulta inútil derramar lágrimas si lo más seguro es que en lo sucesivo los ya fallecidos regresen muertos pero de la risa. Los designios de vida y muerte son dictados por los dioses corporativos de las editoriales y como buenos dioses son de lo más veleidosos. Para la muestra un pequeño botón de muertes y regresos en los cómics:

- Thunderstrike (reemplazó un tiempo a Thor y luego lo mataron, recientemente regresó)
- Moonnigth (ya ha muerto como tres veces y siempre regresa estrenando nuevo traje)
- Daredevil (fingió su muerte cuando se descubrió su identidad pero ahí sigue)
- Dr Doom (ya perdí la cuenta de cuantas veces se ha muerto, claro que siempre resulta que era un clon o un Doom de otra línea temporal)
- Wonderman (como está hecho de energía Iónica cada vez que se muere regresa más poderoso)
- Tornado Rojo (androide de la JLA que absurdamente ha muerto como tres veces, como si una máquina pudiera morirse)
- Magneto (cuando está por patear los traseros de todos los X-men los guionistas optan por matarlo, sumirlo en un limbo de veinte episodios y revivirlo más poderoso que antes)
- Cable (desapareció en la Era de Apocalipsis pero al restituirse el universo volvió)
- Spiderman (aparentemente murió cuando descubrió que era un clon pero resultó que el que alegaba ser él era en verdad el clon y volvió)
- Dr Octopus (murió y fue revivido por la secta Ninja conocida como The Hand)
- Elektra (murió y fue revivida por la misma secta ya citada)
- Green Goblin (aparentemente murió y su hijo tomó su lugar para morir después y dejarle al padre de nuevo su puesto)
- Green Arrow (murió y regresó gracias a una fuerza cósmica llamada marketing)
- Robin 2/Jasón Todd (segundo e intrascendente Robin que regresó de la muerte para atormentar la culpa de Batman)
- Red Skull (enemigo acérrimo del Capi América cuya cualidad parece ser morirse a cada rato y resucitar)
- Jean Grey/Phoenix (como su nombre lo indica renace de sus cenizas)
- Y un agotador etcétera de velorios frustrados aquí y allá

Así pues es menester sintonizarse con esta tendencia en el mundo del cómic y no desfallecer ante la pérdida de tal o cual héroe o villano, tengan por seguro de que si es rentable su resurrección lo veremos de nuevo caminando entre los inferiores mortales.

4 comments:

MR BRIGHTSIDE said...

Por eso es que mientras mis amigos lloraban la muerte de Xavier en el cine, yo estaba tranquilo. Porque el profe es experto no sólo en morir y regresar, sino en que lo den por muerto y luego descubran que no.

Ahora que lo pienso, Onslaugth sería un villano muy bueno para una eventual cuarta entrega. Dado que al final Xavi reaparece en las famosas escenas extras (que ni he visto). Otra cosa hubiera sido que lo dejaran muerto y le hubieran dado rienda suelta al Age of Apocalypse.

Doctor, si es usted fan de los video juegos le recomiendo MUCHO X Men Leyends. A decir verdad he disfrutado más los dos juegos que las películas.

Saludos

El Cuajinais said...

Compadre, qué vaina tan bien escrita!! (buenísimo eso de 'ñoños de todos los pelambres')

Un saludo

El Cuajinais said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Dr. Sareto said...

Gracias por los comentarios, hoy venía que me posteaba y de nuevo zas!, se me jodió el disket donde tenía todo...diskets nevermore